Discriminación LGBTQ+

Por desgracia, los miembros de la comunidad LGBTQ+ están mayormente expuestos a la discriminación en la escuela, en la familia, en el lugar de trabajo y, a veces, incluso en entornos sociales comunes como restaurantes, hoteles, tiendas, etc. En los casos más extremos, las actitudes discriminatorias pueden desembocar en conductas ilícitas graves, como el acoso, la intimidación, las amenazas, las palizas, las lesiones graves, el asesinato y el suicidio.

Desgraciadamente, en muchos ámbitos, esa mala conducta sigue gozando de la presencia de una sutil condescendencia que le permite prosperar y progresar. La discriminación se traduce a veces en la falta de progreso profesional o en la obstaculización del mismo en el lugar de trabajo. En otros casos, el entorno hostil pasa a ser la escuela (compañeros, profesores) o la familia (con violencia física, psicológica, económica). Ni que decir tiene que en una sociedad libre y moderna no hay lugar para estas actitudes, que están prohibidas por la ley.

Si crees que has sido discriminado, acosado o sometido a actos discriminatorios por tu orientación sexual o por cualquier otro motivo expresamente prohibido por la ley (artículo 3 de la Constitución: sexo, raza, religión, edad o discapacidad), podemos ayudarte. Nuestro equipo de abogados puede asistirle en asuntos de derecho civil, penal y laboral, ayudándole a resolver su problema con sensibilidad y competencia.

Contáctenos